Crítica de clase: The Hustler (El buscavidas).

The Hustler

La vida sobre el tapete de una mesa de billar

Cartel del film.

Cartel del film.

Director: Robert Rossen.

Año: 1961.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Intérpretes: Paul Newman, Jackie Gleason, George C. Scott, Piper Laurie, Myron McCormick, Murray Hamilton, Vincent Gardenia, Michael Constantine.

Guion: Robert Rossen & Sidney Carroll (Novela: Walter Tevis).

Productora: 20th Century Fox.

Música: Kenyon Hopkins.

“No es suficiente con tener talento. Hay que tener carácter también.”

Ese es el consejo que Bert Gordon le da al arrogante Eddie Felson durante un encuentro entre ambos, después de que el último cayera en desgracia durante una partida de billar, en la que el Gordo de Minnesotta les arruinó a él y a su socio. A partir de ahí, no consigue salir adelante debido a su poca tolerancia a aceptar opiniones ajenas sobre cómo debe encauzar sus malos hábitos de vida. Una vida en la que solo tienen cabida la revancha y el afán por demostrar su talento en lo que mejor sabe hacer, timara través del billar.

El buscavidas

Eddie Felson (Paul Newman) es un joven arrogante y amoral, cuyo punto fuerte es jugar al billar. Guiado por su soberbia decide enfrentarse a gente de su nivel como el Gordo de Minnesota (Jackie Gleason), un legendario campeón que lleva diez años sin perder ante ningún rival. Al fin consigue  encontrarse cara a cara con él en el tapete de de la mesa de un afamado salón de juegos. Pero su falta de confianza y seguridad en sí mismo, provocará que sea vencido por su talentoso adversario. Durante su vagar constante en busca de ser el mejor, conoce a Sara (Piper Laurie), una mujer misteriosa y solitaria que puede ser su salvavidas. Pero él sigue en su obsesión por ganarle al Gordo de Minnesota de una vez por todas.

El arte del billar

Paul Newman como Eddie.

Paul Newman como Eddie.

El buscavidas es un film dirigido por el estadounidense Robert Rossen, con guion suyo y de Sidney Carroll, basado en la novela de Walter Trevis. Alabada por crítica y público, ha llegado a ser considerado como uno de los clásicos más importantes de la Historia del Cine. Acumuló 9 nominaciones a los premios Oscar en la edición de 1962, entre las que estaban Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz o Guion Adaptado; aunque solo logró alzarse con los de Mejor fotografía y Mejor dirección artística.

El estreno de esta película logró el resurgimiento del billar entre la sociedad de la época. El personaje que interpreta Jackie Gleason (el Gordo de Minnesota), está inspirado en un jugador real de los años 30, Rudolf Wanderone, conocido por varios apodos como New York Fats o Chicago Fats, entre otros.

Los actores, tanto Newman como Gleason, interpretaron ellos mismos las escenas en las que sus personajes jugaban al billar, excepto el massé, llevado a cabo por el ex campeón del mundo de billar, el americano Wille Mosconi.

En un primer momento, el encargado de interpretar a Eddie Nelson fue Jack Lemmon, pero finalmente  rechazó el papel para poder trabajar a las órdenes de Blake Edwards en Días de vino y rosas.

Dos décadas después de este film, Martin Scorsese dirigió en 1986 El color del dinero. Esto corresponde a una especie de secuela de El buscavidas. En esta ocasión, también participa Paul Newman, papel por el que ganó un Oscar, y un joven Tom Cruise.

Robert Rossen

Robert Rossen fue un director, productor y guionista neoyorquino de origen ruso. Entre sus trabajos se encuentran filmes como: Alejandro el Grande (1956) y La isla del sol (1957), como director; El político (1949)  y The Brave Bulls (1951), como productor; o Los violentos años 20 (1939) y Lobos marinos (1940), como guionista.

Acumuló hasta 6 nominaciones al Oscar, todas repartidas entre El político (1949) y El buscavidas (1961), ganando tal solo uno de ellos, Mejor película por su trabajo de 1949.

Su pertenencia al Partido Comunista americano hasta 1946 y su relación con miembros del Séptimo Arte simpatizantes de esta línea política, provocó que entrara en la lista negra de Hollywood durante los años 50, siendo llamado a declarar ante el Comité de Actividades Antiamericanas tras el éxito de su film El político (1949), basada en la novela de Robert Pen Warren, y en la que se narra el ascenso y el descenso de un hombre no muy inteligente (Broderick Crawford) pero con una gran capacidad de oratoria; esto le lleva a ser elegido como gobernador de Louissiana.

Tras este desagradable episodio, decidió marcharse a Europa y a México donde siguió desarrollando su trabajo con filmes como Mambo (1955) o Llegaron a Cordura (1959). En los años 60 volvió al que fue su hogar, Estados Unidos, para rodar sus dos últimas películas, El buscavidas (1961) y Lilith (1964).

El perdedor

Eddie y Sara unidos por el destino.

Eddie y Sara unidos por el destino.

El papel del personaje perdedor ha sido muy recurrido en el cine, como por ejemplo:

Paul Newman volvió a jugar este tipo de rol en Veredicto Final (1982). Interpreta a Frank, un abogado en horas bajas, además de un fracasado, un perdedor y un borracho, que se queda solo tras el abandono por parte de su mujer, y para más fatalidad, lleva mucho tiempo sin ganar ningún caso. Sobrevive a  salto de mata a base de pequeños trabajos. Aún así posee una virtud que escasea en la profesión y en la vida, es un hombre con principios. Pero decide aceptar un caso que nadie quiere llevar: una demanda por negligencia médica contra un prestigioso hospital religioso defendido por el bufete de abogados más importante de la ciudad.

A principios de 2014 pudimos asistir a la odisea vivida a lo largo de varios días por Llewyn Davis en A propósito de Llewyn Davis (2013), película dirigida por los hermanos Coen. Éste es un cantante folk que intenta hacerse un hueco en esta industria con cada oportunidad que le aparece, conciertos en salas del Greenwich Village de Nueva York, yendo a audiciones con importantes productores musicales, colaborando con amigos en canciones… Pero por mucho empeño todo el mundo cree, incluso él mismo, que es un perdedor. No consigue llegar a destacar a pesar de su talento, que es patente.

Eddie Felton

Originalmente, titulada El timador, el film narra las vicisitudes de un antihéroe que han de luchar en el día a día de su vida con la desgracia y un sello de perdedor que le fue impuesto prácticamente en el momento de nacer. Eddie, el jugador de billar que engatusa a sus posibles rivales mediante la táctica de aparentar que no sabe jugar para después asestarles el golpe de gracia y desplumarles. Sara es la pareja que Eddie encuentra en su deambular. Ella, una joven aquejada de polio desde los cinco años y que crea una realidad de su vida totalmente distinta y adaptada a sus sueños. Se enamora de Eddie, pero su destino no va a ser mejor que su origen. Entre ellos, Bert Gordon, otro embaucador que basa su progreso vital en aprovecharse de desvalidos como Eddie, a quien llega a patrocinar a un precio demasiado alto.

La película muestra una atmosfera propia de la época y de los garitos donde profesionales del billar se buscaban la vida gracias a sus habilidades sobre el tapete y con el taco.

Amenizada con una banda sonora con música de jazz, consigue ofrecer las condiciones idóneas para que el espectador logre involucrarse con la trama, generándose una simbiosis fundamental entre la imagen y el sonido.

A ello colabora una impecable fotografía en blanco y negro, dirigida por el alemán Eugen Schüfftan, y en cuya filmografía destacan trabajos como Metropolis (1927).

El buen hacer

El buscavidas.

El buscavidas.

 El buscavidas es una película en la que podemos ver a Paul Newman en uno de sus mejores momentos. Sin perder la condición de

galán por la que siempre se ha caracterizado, muestra el prototipo de un perdedor. Siempre se ha entendido que el azar que muchas veces supone los premios Oscar, es esta ocasión jugó en contra de esta película en general, porque los premios no se correspondieron con el magnífico trabajo que se realizó.

Patricia del Zapatero Estefani.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s